Para mí el billar representa el mejor deporte que puede existir, porque se complementa con varias disciplinas, requiere una buena condición física, mucha concentración y análisis en las estrategias.

Mi mejor experiencia en el billar ha sido cuando gane la presea de bronce en Venezuela, en el año 2010, fue una emoción única el saber que logre el objetivo por el que luche y saber que puse el nombre de Guatemala en alto.  Me llena de orgullo saber que soy la  primera mujer en traer una presea panamericana en billar.

Invito a los jóvenes a acercarse a ASOBIGUA para poder practicar este hermoso deporte. Poder cultivar en la sociedad un ejemplo y demostrar que el billar deportivo es un arte que requiere disciplina y dedicación  lejos del entorno de vicios como se le asocia.